lunes, 10 de marzo de 2014

La letra pequeña del deseo - Eduardo Gambetty

Título: La letra pequeña del deseo
Autor: Eduardo Gambetty
Longitud de impresión: 319 páginas.
ASIN: B00GUXCXNI
Sinopsis: Cada uno de nosotros es único, pero todos tenemos en la mente un espacio de incertidumbre donde esperan latentes, las pasiones secretas. A veces, el despertador suena y la sorpresa supera las expectativas. La educación y las circunstancias dirigen la vida hacia un destino predeterminado que no tiene por qué coincidir con los sueños. 
Esta historia describe la metamorfosis de Susana, víctima de una severa educación religiosa y de unas inoportunas chancletas que al cruzarse en su camino rompen su futuro. Su nuevo estatus de divorciada la empuja hacia destinos indómitos. Ni en su peor pesadilla se hubiera imaginado disfrutando en un chat de sexo. El sarcasmo es la espada de la que se vale la protagonista para derrotar a sus demonios. La narración, fluida y trepidante, impacta en las emociones y pone a prueba la inteligencia. Las mentes abiertas disfrutaran del paisaje, mientras que las obtusas se ofuscarán con los detalles del camino. No es una novela de amor, ni de sexo, ni de humor; es la vida misma llevada al papel con toda su crudeza e ironía. Una invitación a la reflexión sobre los deseos prohibidos, intuiciones y preguntas que flotan en nuestra imaginación, pero que ninguno nos atrevemos a confesar. 

Opinión personal: 

Quiero comenzar mi reseña pidiendo perdón a Eduardo por mi tardanza en leer su libro, pero la acumulación de lecturas y la falta de tiempo ha sido la tónica predominante en mi vida últimamente.

También darle las gracias por mencionarme en las dedicatorias del libro, es honor y un placer infinito ser su "lectora favorita", espero merecerme ese título y que no me lo tenga que cambiar por el de "Teniente mercadona", ya que me lo estoy ganando a pulso. 

Una vez leída la novela tengo que decir que me lo he pasado genial con la gambita de Eduardo. Porqué sé que el autor es un hombre, que si hubiese leído la novela a ciegas, sin conocer ese detalle, habría dicho que la había escrito una mujer.

Me ha sorprendido gratamente como Eduardo ha sabido meterse en la piel de una mujer, narrando su historia en primera persona y dándo detalles de su personalidad, de sus sentimientos y sobre todo de su sexualidad y sus anhelos como si estuviera dentro de de su cabeza. Aunque tengo que darle un pequeño tirón de orejas en cuanto a como trata el tema del sobrepeso de las mujeres, en concreto en el pasaje que dedica a describir a Irene, antigua amiga de Susana, las mujeres no somos tan malas, creo yo, pero a lo mejor estoy equivocada y la mayoría de las mujeres piensa igual que Susana, yo no, desde luego.

Me gusta mucho el homenaje que Eduardo hace de todas las doñas Carmenes del mundo, digo del mundo porqué creo que Eduardo ha englobado en doña Carmen a todas esas mamás pesadas, controladoras y obtusas que hay por el mundo.
Como no podía ser de otra manera, tampoco faltan en la novela la presencia de las inseparables chancletas de Eduardo, obsesión o pasión, quien sabe. Ha sabido darles vida propia dentro de la novela.

Tampoco faltan las descripciones de los lugares, sobre todo me han impresionado las de Marruecos, los zocos, las viviendas, bueno todo.

El tema del sexo lo ha tratado de una manera tan desenfadada y tan fresca, que se hace imprescindible para comprender la vorágine de hechos que suceden en la vida de Susana, de como va cortando amarras y deshinibiendose después de su divorcio.

La verdad es que me ha encantado, he pasado muy buenos ratos con Susanita.

Os recomiendo su lectura totalmente

Eduardo Gambetty



No hay comentarios:

Publicar un comentario